2 Get There Connections

¿Cómo emprender con hijos pequeños incluso si no ves una salida al final del túnel?

Es un terremoto. Un terremoto que pone tu mundo de cabeza y que te llena de miles de pañales, toneladas de ropa por lavar, juguetes que invaden cada rincón…

Y lo más importante: bebés o niños que exigen de tu atención constante.

¿Dónde estás tú? En medio de todo, tratando de mantener el orden. O más bien, de evitar el caos. 

Así es la llegada de los hijos a nuestras vidas. Una experiencia hermosa y caótica. 

No es fácil. Y menos aún con la cantidad enorme de cuentas en redes que muestran una vida con un aparente equilibrio perfecto entre la maternidad y otras facetas de la vida: mujer, esposa, empleada y hasta emprendedora. 

¿Y tú? Sí, quieres hacer otras cosas como emprender. Pero, en cambio, estás al borde de un ataque mientras gritas algunas de estas frases:

  • ¡Es que no puedo hacer más nada!
  • Estoy agotada. 
  • No tengo energía. 
  • ¡No tengo tiempo!
  • Me siento desconectada de mi ser.
  • Quiero volver a ser yo. 

Te digo algo: esto le pasa a la gran mayoría de mujeres cuando se convierten en madres. Es absolutamente normal. 

Como madre, como mujer y como emprendedora te aseguro que te entiendo. Estuve en ese mismo lugar en donde parecía que solo yo pasaba por esta situación. 

Desde ya te digo que esa sensación de no poder hacer más nada y haber perdido tu rumbo no dura para siempre. Y de hecho, puede culminar más pronto de lo que crees. 

Y en este artículo te voy a ayudar. 

¿Es imposible ser madre y emprender? 

 

La respuesta corta es no. No es imposible. 

Lo sé no solo porque yo misma lo he logrado. Sino porque además he tenido la dicha de acompañar en su camino a decenas de mujeres que lograron tener una visión de vida tan clara que les permitió planificarse para ser esas emprendedoras que siempre soñaron. Al tiempo que seguían dándole a sus hijos la atención, amor y soporte que necesitan. 

Te digo más. Se puede emprender con niños, aun cuando no veas luz al final del túnel. Porque para hacerlo solo hace falta una cosa: atreverse. Así las condiciones no sean perfectas. Porque te cuento algo: nunca lo serán. 

La perfección no te acerca al éxito. De hecho, es una barrera que te impide avanzar y hacer las cosas grandiosas que tú ya eres capaz de hacer. 

¿Cómo lo logras? Un paso a la vez. 

Por ejemplo, ese primer paso es deshacerte de las creencias limitantes que te impiden vivir tu visión a plenitud. 

¿Cuáles son estas creencias que te están impidiendo lograr tu objetivo? Presta atención a ver si en tu mente vive alguna de las siguientes: 

  • Para ser emprendedora, debo descuidar a mis hijos. 
  • Es imposible ser madre y emprender. 
  • Si deseas que tus hijos sean alguien, debes sacrificarte por ellos. 
  • Como madre, pasas a un segundo plano para siempre. 
  • Todo tu tiempo se lo tienes que dedicar a tus hijos. 
  • Todo tu tiempo se lo tienes que dedicar a tu emprendimiento.
  • Con la llegada de los hijos, se acaba la vida personal y profesional. 

Podría seguir por horas, pero estoy segura de que esto es lo que una madre está cansada de escuchar. 

Llegó el momento de decirle adiós a estas creencias y comenzar a construir esa vida que desde tu visión deseas para ti. 

Porque si tú estás bien, eres feliz y sientes que has cumplido tu visión, podrás ofrecerle una vida más plena a tus hijos. 

Así que despídete de estas creencias y demos pasos a una nueva mentalidad. 

¿Cómo cambio mi mentalidad para ser una gran madre emprendedora? 

 

¿Te sientes como un pulpo a veces?

Me refiero a que pareciera que tienes 8 manos, y cada una se ocupa de una tarea diferente: lavar los platos, jugar con los niños, lavar la ropa, cocinar la cena, llevar a los niños a la escuela, acompañarlos a las actividades extracurriculares… 

Y eso sin contar tus actividades en tu trabajo o en ese emprendimiento con el que tanto sueñas. 

¿En qué termina esto? En agotamiento. 

Un agotamiento que no te permite seguir expandiéndote y lograr tus objetivos. Menos aún tener tiempo para ti misma: para leer, para meditar, para ejercitarte, para ver esa serie en Netflix que tanto te gusta, para aprender cosas nuevas. 

“No tengo tiempo” es sin duda la frase que más escucho. Y mi respuesta siempre es: sí tienes, solo te hacen falta dos cosas: un cambio de mentalidad y las herramientas para organizarte de forma correcta y lograr eso que tanto quieres. 

Así que hablemos de a mentalidad. El primer paso para generar grandes cambios con pequeñas acciones. 

¿Qué es un cambio de mentalidad? Pues no es más que identificar esas creencias que nos limitan y de forma consciente reprogramarlas en pensamientos más productivos que nos ayuden a generar las acciones que nos impulsen a lograr nuestros objetivos. 

Al final, no es más que tomar la decisión de cambiar lo que pensamos. 

¿Cómo puedes cambiar de mentalidad?

  • Busca referentes reales que sean un modelo a seguir para ti. Quizás otras mamás que también sean emprendedoras y que hablen de su experiencia de forma sincera, sin maquillar la realidad. 
  • Cambia una sola de tus rutinas por otra que rompa una objeción de pensamiento. Por ejemplo, si lo primero que haces al levantarte es revisar tu correo electrónico y saturarte de problemas, intenta darte un momento para ti misma antes de hacerlo. 
  • Visualiza eso que quieres lograr. Yo sé que esto puede sonar un poco etéreo, pero una vez logras imaginarte vendiendo tus productos o brindando ese servicio que sabes que puedes ofrecer, tu mente se va preparando para lograrlo. 
  • Sé flexible. Como ya te dije, la perfección no te acerca el éxito. En la vida hay imprevistos y más cuando tienes hijos. Algunas veces, las cosas no saldrán como lo esperas, pero esto no es más que una gran oportunidad para hacerlo diferente. 

 

3 acciones que puedes ejecutar hoy mismo para emprender con niños en casa

 

  • Pon en papel lo que quieres lograr: ¿Quieres vender un producto? Escríbelo. ¿Quieres vender un servicio? Escríbelo. ¿Quieres dar consultorías? Escríbelo. ¿Quieres abrir un negocio físico? Escríbelo. Lo que pones en papel, lo traes a la vida. No se trata solo de decir: Quiero abrir una tienda de ropa. Se trata de ser lo más específica posible: qué necesitas para lograrlo, qué tienes en este momento que ya te sirva para lograrlo, cuáles son tus retos, quiénes pueden ser tus aliados, quienes podrían ser tus proveedores. Pon todo en papel. 
  • Establece una sola meta que te acerque a lo que quieres lograr. Digamos que quieres abrir tu propia tienda de ropa. Pero al ponerlo en papel, te das cuenta de que necesitas proveedores. Pues puedes ponerte como meta hacer una lista con 10 proveedores que te gustaría tener en tu tienda. Esta lista capaz no la tienes en un día, y está bien. Cuando hacemos algo que de verdad nos llena, debemos dedicarle tiempo. Una vez tengas esa primera meta, pasas a la siguiente. En este ejemplo pudiera ser cómo escoger el mejor local para tu tienda. Lo importante en este ejercicio es ponerte una sola meta y completarla. Sin importar el tiempo que te lleve. 
  • Crea alianzas: Estamos en la época de las redes sociales. Y eso significa que muchísimas personas están al alcance de un mensaje directo. ¿Quieres establecer algún lazo con una persona que sería ideal para tu emprendimiento? Comienza a tejer esa red. En el emprendimiento, así como en la maternidad, tener una tribu que te apoye y te impulse es fundamental. Síguelas, escríbeles y conversa con estas personas. 

Como ves, estas recomendaciones que te propongo no requieren de que desatiendas a tus hijos, dejes la casa a un lado o que renuncies a tu trabajo actual. 

Recuerda: Pequeños cambios logran grandes resultados. 

¿Cómo organizo mi tiempo? 

 

A la mentalidad le sigue la organización para al final llegar a la planificación y la ejecución. 

Sé que no es sencillo, pero sí es posible. 

Por eso, tengo una invitación especial para ti. 

Luego de trabajar durante varios años con madres como tú que querían emprender y sentían que no tenían tiempo para cumplir sus sueños, y de yo misma haber estado en esa situación, desarrollé el curso online “Kit para organizar mi tiempo”. 

Este es un curso digital compuesto por una serie de más de 18 videos de tips prácticos y sencillos de aplicar en tu día a día y más de 18 herramientas que cambiaran tu relación con tu tiempo para crear una vida más organizada sin agobios y ajetreos.

Si deseas gestionar tu tiempo de forma efectiva para lograr transformarte en esa madre emprendedora capaz de lograr un equilibrio entre casa y empleo, este kit es para ti. 

Te invito a descubrirlo en este enlace: 

Sí, quiero aprender a gestionar el tiempo para ser una madre emprendedora exitosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para descargar el e-book
ingresa tus datos aquí:

Para descargar el e-book
ingresa tus datos aquí:

Para descargar el e-book
ingresa tus datos aquí:

Tu Acceso

6 pasos para alinear tu mente
y tomar acción

Master Class

Al llenar el formato con tus datos, estas de acuerdo con nuestras políticas de privacidad.

Nunca compartiremos tu información con ninguna otra empresa.

Tu Acceso

6 pasos para alinear tu mente
y tomar acción

Master Class

Al llenar el formato con tus datos, estas de acuerdo con nuestras políticas de privacidad.

Nunca compartiremos tu información con ninguna otra empresa.

Herramienta Gratis

¿Quieres cumplir tus metas y no sabes cómo?

Te mandaré a tu correo la herramienta para que las lleves a cabo 

 

Al llenar el formato con tus datos, estas de acuerdo con nuestras políticas de privacidad.

Nunca compartiremos tu información con ninguna otra empresa.

Herramienta Gratis

¿Quieres cumplir tus metas y no sabes cómo?

Te mandaré a tu correo la herramienta para que las lleves a cabo